Vela y Sostenibilidad

¿Qué es la sostenibilidad?

Ser ambientalmente sostenible significa tratar de dejar la menor huella posible y pensar en la naturaleza cuando se actúa. Hay muchas maneras de ser consciente y prestar atención al entorno en la vida cotidiana, incluso cuando se trata de aficiones o deportes como la vela.

Vela y sostenibilidad

Navegar es un método único y emocionante para explorar el mar. ¿Qué puede ser más relajante que pasar el tiempo en un barco? Ya que la navegación depende de la naturaleza y tiene un gran impacto en la vida marina, es importante mostrar conciencia y responsabilidad hacia este medio. Aunque la navegación tiene una relación directa y cercana con la naturaleza, se sigue considerando el medio de transporte más ecológico y una buena opción desde el punto de vista de la sostenibilidad. Navegar también puede ser una forma ecológica de tomarse unas vacaciones. Una de las mayores ventajas de los veleros es que consumen poco combustible porque la energía necesaria para su funcionamiento la proporciona el viento. De este modo, puedes disfrutar de tu viaje en velero sin encender los motores y dejando una huella ambiental mínima en la vida marina. El único problema de los veleros es que dependen mucho de las condiciones meteorológicas y es necesario utilizar el motor si no hay viento para navegar, teniendo un efecto negativo sobre la atmósfera y la vida acuática (como los coches o los aviones).

Algunos impactos negativos de la vela

Desafortunadamente, es inevitable tener un impacto en los biomas acuáticos y perturbar la vida marina. Navegar puede ser dañino de varias maneras, como: El impacto físico que puede resultar en una perturbación de la vida marina suele ser el daño
realizado al fondear con el ancla, el encallamiento de las embarcaciones o la contaminación acústica. El tema químico puede ser más nocivo: los elementos que se necesitan, por ejemplo, para limpiar o pintar el barco que acaban en el agua, perjudican a la biosfera acuática y a los animales. Hay otras sustancias químicas que pueden contaminar el agua como
metales, pinturas, otros detergentes, etc.

Consejos para realizar una navegación consciente y respetuosa con el medio ambiente:

  1. ¡Utilice su motor solo cuando sea necesario! – Aproveche el viento y use el motor solo cuando las condiciones lo requieran. El uso del motor también provoca contaminación acústica para la vida marina.
  2.  ¡Separe los residuos a bordo! – Al igual que en casa, es una forma útil de ser más conscientes con el medio ambiente y cuidar del entorno. Se pueden usar diferentes tipos de bolsas para recolectar los desechos por separado y tirarlos una vez se llegue a tierra.
  3. ¡Intenta evitar el uso del plástico! – Uno de los mayores problemas de la contaminación marina es la cantidad de materiales plásticos que acaban en el mar. Hay que tener mucho cuidado con el uso de este material en tu barco, como cubiertos de plástico, bolsas de la compra, botellas de plástico, etc.
  4. A la hora de navegar por el Mediterráneo, también es importante prestar atención a la posidonia. No debes fondear encima de ella, pues esta planta es esencial para la biosfera acuática: ayuda contra la acidificación del mar y eleva la calidad del oxígeno del ecosistema submarino. También es el hogar o escondite para una gran cantidad de plantas y animales marinos.
  5. ¡Presta atención cuando llenes los tanques! – Trata de evitar la fuga de aceite/combustible al mar, ya que realmente contamina el agua y su vida.
  6. ¡Usa elementos ecológicos! – A bordo intenta usar productos biodegradables para lavar los platos y para la higiene personal, pues en caso de que se derramen al mar será menos perjudicial.
  7. ¡Ocúpate de la limpieza de la sentina! – El agua de sentina es una mezcla de agua de mar, detergente y aceites. Se genera durante la navegación o reparando el barco durante el mantenimiento. Es muy importante vaciar las sentinas, ya que es realmente dañino para el ecosistema.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat